Saltar al contenido

Cinco trucos súper efectivos para que tu perro venga cuando lo llames

perro blanco corriendo libre hacia persona.jpg

Lo llamas amablemente, con firmeza, luego gritas, le haces señales y aun así ¡tu perro no viene cuando lo llamas! Es una situación un poco molesta especialmente cuando estamos en el medio del parque tratando de que el perro nos haga caso.

Enseñar a tu perro a que venga cuando lo llames es una orden muy importante, con ella puedes tener el control de tu perro y mantenerlo seguro, por eso te daremos cinco trucos que harán que tu perro venga cuando lo llames.

Usa un comando

Utiliza un comando como “ven” en un tono amable pero firme a una distancia corta y en espacios cerrados, no utilices solo el nombre de tu perro para llamarlo porque, para ellos, no es tomado como una orden.

Una vez llegue a ti prémialo, e indícale otra orden para que se mantenga a tu lado como “quieto” o “siéntate”.

Repite este proceso varias veces y aumenta la distancia gradualmente hasta que puedas llamar a tu perro desde distancias apropiadas, y luego, practica llamarlo en entornos con distracciones como parques, calles, etc. 

Busca incentivarlo con golosinas

Empieza usando un incentivo para hacer que tu perro acuda a tu llamada, puede ser una golosina para perros, juguetes o cualquier comida. 

Cuando tu perro se acostumbre a responder a tu llamada ve reduciendo los incentivos gradualmente y reemplazandolo por caricias y elogios.

Mantén el control

Una vez que tu perro se niegue a oírte no hay mucho que se pueda hacer y corretearlo no es buen resultado porque lo verá como un juego o un reto.

Así que mantén el control y una vez que esté entrenado, da la orden una sola vez de manera firme, en caso de que no venga hacia ti, puedes alejarte un poco en dirección contraria e incitarle como si fuese un juego de perseguirte.

Repetir el comando que está ignorando demasiadas veces, solo hace que pierda efecto y evita recompensarlo por llegar a la mitad del camino.

Ir hacia ti debe ser genial

Tu perro ya te escuchó la primera vez, pero probablemente si están en el parque y lo llamas, asociará tu llamada con el final de la diversión y no quiera ir hacia a ti. 

No llames a tu perro solo cuando estás a punto de marcharte, hazlo al azar para darle premios y felicitarlo así a tu perro le encantará venir hacia ti porque le espera algo genial. 

Cuando sea hora de irse llamale, caminar un  un rato y listo, así no se asocia el final del paseo con la llamada

No lo castigues

Sin importar cuánto se tarde en aprender o en llegar, no castigues a tu perro una vez que llegue a ti. Si tardó un poco más no pasa nada, al final hizo caso a la orden, premialo y sigue practicando. Sé paciente, alégrate y hazle cariño porque llegó, y cuando tu perro venga justo cuando lo llames dale un premio.

Estos cinco consejos efectivos harán que tu perro venga cuando lo llames. Se consistente, positivo y refuerza el comportamiento que deseas, y tendrás buenos resultados.